Make your own free website on Tripod.com

Camellos y Llamas

Camello
Mamífero artiodáctilo (con número par de dedos), rumiante, originario de las regiones desérticas de Asia y África del Norte. Hay dos variedades: el dromedario, también llamado camello de Arabia y que tiene una sola joroba, y el camello bactriano, con dos jorobas. Las características jibas del camello almacenan grasa y tejido fibroso y constituyen una reserva alimentaria para el animal en época de escasez. Es un animal perfectamente adaptado a su hábitat y puede sobrevivir sin beber agua durante varios días. El dromedario suele medir 2 m a la altura de la cruz y la jiba se eleva unos 30 cm sobre la espalda. El camello bactriano tiene las patas más cortas y un tronco más robusto que el dromedario y mide alrededor de 1,5 m de altura en la cruz. Ambos tipos han sido domesticados desde tiempos antiguos. El dromedario, del que se desconoce si ha existido alguna vez en estado salvaje, está distribuido desde el noroeste de la India y las tierras bajas de Afganistán por el este, hasta la península Arábiga y Somalia por el sur, y a través de los desiertos norteafricanos por el oeste. Aunque se han realizado varios intentos para introducir la especie en España, en la isla de Zanzíbar (en el océano Índico), y en el suroeste de los Estados Unidos, el éxito ha sido limitado y no puede hablarse de poblaciones asilvestradas en estos lugares. En las islas Canarias pueden verse algunos ejemplares que se utilizan en labores agrícolas y como atracción turística. En Australia todavía queda una población asilvestrada de más de 25.000 dromedarios que proceden de una introducción que se llevó a cabo entre los años 1840 y 1907. El dromedario está muy bien adaptado a sobrevivir en el desierto gracias a determinadas características estructurales: tiene almohadillas plantares anchas y callosidades en el pecho y en las articulaciones de las piernas, sobre las que descansa en posición arrodillada, que le permiten resistir el calor de la arena del desierto; puede arrancar con los dientes y aprovechar las plantas espinosas que crecen en el desierto; además, para contrarrestar el viento cargado de arena, puede cerrar completamente sus orificios nasales y proteger sus ojos con sus largas pestañas. El camello bactriano está mejor adaptado a regiones más frías y rocosas gracias a que es más pequeño, tiene una constitución más robusta, unas pezuñas más sólidas y hendidas, y lana más fina y larga. La distribución original del camello bactriano se extendía desde las estepas áridas y las zonas semidesérticas de Asia central hasta Mongolia. Su distribución actual se sitúa en el noroeste de Mongolia y en el noroeste de China. Es una especie amenazada, recientemente incluida por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) en la categoría “En Peligro Crítico”. Al igual que el dromedario, el camello bactriano tiene una gran resistencia, pues es capaz de soportar sin alteraciones los rigores climáticos de la meseta del Tibet, donde la temperatura alcanza 60 ºC en verano y desciende a temperaturas bajo cero propias del Ártico durante el invierno. La fuerza y la resistencia del camello le confieren gran valor como bestia de carga. El camello bactriano puede cargar hasta 454 kg y, aunque camina a una velocidad de 4 km/h, cubre distancias de 47 km en un solo día. El dromedario, utilizado como animal de monta, puede caminar más de 161 km en un día. La carne y la leche de camello se usan como alimento, y el cuero se emplea para la fabricación de artículos de piel. El pelo, que cambia cada verano, también es aprovechado para la confección de ropas, cuerdas y pinceles. Clasificación científica: los camellos pertenecen a la familia Camélidos, dentro del suborden Tilópodos, que a su vez forma parte del orden de los Artiodáctilos. Constituyen el género Camelus. El dromedario se clasifica científicamente como Camelus dromedarius, y el camello bactriano como Camelus bactrianus.
Llama
(mamífero), nombre común de un camélido rumiante propio de América del Sur, que es la forma domesticada del guanaco. La llama se distribuye por Chile (en la puna de Atacama), el noroeste de Argentina, el oeste de Bolivia y el sur de Perú. Estos animales están perfectamente adaptados a su hábitat y en especial a la falta de oxígeno que se da a grandes altitudes. Se sabe que la hemoglobina de los glóbulos rojos de la llama posee una afinidad mayor por el oxígeno que la que presenta la hemoglobina del hombre; además, el número de glóbulos rojos es mayor. Una llama adulta mide entre 90 cm y 1,3 m a la altura de la cruz y el color de su pelo suele ser blanco con manchas de color negro o castaño; algunos individuos pueden ser completamente blancos o negros. Al igual que sus parientes, la vicuña, el guanaco y la alpaca, las llamas son animales sociales que viven formando rebaños que generalmente están compuestos por un macho dominante y las hembras acompañadas de sus crías; el resto de los machos forman un rebaño aparte. Es fácil observar a los machos peleando durante la época de celo, cuando alguno intenta ocupar el puesto dominante del otro; en esta situación, la hembra puede lanzar al contrincante un escupitajo compuesto por saliva y comida semidigerida. Este comportamiento también es utilizado como defensa frente a otros enemigos. Tras un periodo de gestación de alrededor de 11 meses, la hembra pare una sola cría, aunque en raras ocasiones son dos. Los machos adultos han sido utilizados como bestias de carga en los Andes peruanos y bolivianos desde hace más de 3.000 años. Estos animales pueden soportar pesos de 90 kg durante 12 horas seguidas. Por su parte, las hembras proporcionan carne, de sabor parecido a la del cordero, y leche, la cual es muy consumida en el oeste de Sudamérica. La carne de los machos es muy dura y pocas veces se come. La lana de ambos sexos se utiliza para la confección de ropa, el pelo se trenza para hacer cuerdas y la piel se curte para fabricar artículos de cuero; además, la grasa de la llama es utilizada para hacer velas y los excrementos desecados se usan como combustible. El centro de evolución de la familia de los Camélidos fue Norteamérica; allí se diversificaron en varios grupos y cuando apareció en el periodo mioceno el puente de tierra entre América del Norte y América del Sur, algunos grupos pasaron a esta última y evolucionaron hasta originar a los Camélidos sudamericanos actuales. De la misma forma, otros grupos de Camélidos primitivos pasaron de Norteamérica a Asia por el puente de tierra que se estableció donde en la actualidad se encuentra el estrecho de Bering, dando lugar a los Camélidos asiáticos. Finalmente, los Camélidos se extinguieron en América del Norte. Para consultar otros Camélidos del mismo género, véase Alpaca; Vicuña. Clasificación científica: la llama pertenece a la familia de los Camélidos, dentro del suborden de los Tilópodos, que a su vez están encuadrados en el orden de los Artiodáctilos. Recibe el nombre científico de Lama glama. El guanaco se clasifica como Lama guanicoe.


Ver más imagenes... Antilope africano... Antilope cobo acuatico...


Regresar al Menú Principal