Make your own free website on Tripod.com

Cerdos e Hipopótamos

Cerdo
Mamífero domesticado de la familia de los Suidos, que se cria en casi todo el mundo como fuente de alimento. Los cerdos pertenecen al orden de los Artiodáctilos (con número par de dedos). Pertenecen también al suborden de animales con 44 dientes, incluyendo dos caninos de gran tamaño en cada mandíbula que crecen hacia arriba y hacia fuera en forma de colmillos. Los términos cerdo, puerco, cochino, marrano o chancho se usan a menudo indistintamente para nombrar a estos animales.Los cerdos parecen descender de dos suidos salvajes, una especie europea y otra del Sureste asiático; probablemente se domesticaron en China hace unos 9.000 años y más tarde en Europa. Fueron introducidos en América por Cristóbal Colón y los expedicionarios españoles.
Características
El cerdo doméstico adulto tiene un cuerpo pesado y redondeado; hocico comparativamente largo y flexible; patas cortas con pezuñas (cuatro dedos) y una cola corta. La piel, gruesa pero sensible, está cubierta en parte de ásperas cerdas y exhibe una amplia variedad de colores y dibujos. Como todos los suidos, son animales rápidos e inteligentes. Magníficamente adaptados para la producción de carne, dado que crecen y maduran con rapidez, tienen un periodo de gestación corto, de unos 114 días, y pueden tener camadas muy numerosas. Son omnívoros y consumen una gran variedad de alimentos, tal vez una de las razones que condujeron a su domesticación. Como fuente de alimento, convierten los cereales, como el maíz, y las leguminosas, como la soja (soya), en carne. Además de la carne, del cerdo también se aprovechan el cuero (piel de cerdo) para hacer maletas, calzado y guantes, y las cerdas para confeccionar cepillos. Son también fuente primaria de grasa comestible, aunque, en la actualidad, se prefieren las razas que producen carne magra. Además, proporcionan materia prima de calidad para la elaboración del jamón. España cuenta con varias denominaciones de origen de jamones, entre las que cabe destacar: Guijuelo, Jamón de Teruel, de Huelva y Dehesa de Extremadura.
Razas
Los diferentes tipos de cerdos reflejan el uso principal para el que han sido concebidos. Se estima que hoy existen 90 razas reconocidas, con el añadido de más de 200 variedades. En los países occidentales se explotan ocho grandes razas. La Berkshire (negra con puntos blancos) y la Yorkshire (también llamada Blanca Grande) tuvieron su origen en Inglaterra. La Chester blanca, la Duroc (roja), la Hampshire (negra con un cinturón blanco), la Poland China (negra con puntos blancos) y la Spotted (negra con puntos blancos) tuvieron su origen en Estados Unidos. La Landrace, un cerdo grande, largo y blanco, procede de Dinamarca. Las principales razas difieren también en su ritmo de crecimiento, el número medio de lechones por camada, el tamaño corporal cuando alcanzan la madurez y su capacidad para pastar. El cerdo ibérico es una raza española que se originó como consecuencia del cruce del Sus scrofa fernus con el Sus mediterraneus. La introducción de otras razas foráneas, más precoces y mejor adaptadas a la ganadería industrial, ha originado que su área de distribución se haya reducido de forma alarmante, de modo que en la actualidad su dispersión geográfica coincide con las dehesas de encina y alcornoque (de cuyas bellotas se alimenta) de las zonas occidentales de España, desde el golfo de Cádiz hasta Salamanca.
Hipopótamo
Nombre común de un mamífero artiodáctilo (animal dotado de dedos pares y pezuñas), que se encuentra sólo en África. El hipopótamo (el nombre viene del griego, y quiere decir caballo de río), es de cuerpo pesado, patas y cola cortas, lo que le confiere un aspecto más parecido al de un cerdo grande que al de un caballo. Tiene la cabeza grande, con ojos y orejas pequeñas. Los orificios nasales, rodeados de pelos fuertes y esparcidos, poseen unas ventanas que pueden cerrarse cuando el animal se sumerge en el agua. Los ojos, los orificios nasales y las orejas están dispuestos en lo alto de la cabeza a modo de periscopio, de forma que puede ver, respirar y oír aunque el resto del cuerpo esté sumergido. La boca es enorme y posee dientes incisivos y caninos largos y puntiagudos. El adulto de la especie de hipopótamo común también posee caninos en la mandíbula inferior con forma de colmillo, y pueden alcanzar 70 cm de longitud y pesar unos 3 kg siendo muy valorados por su marfil, equiparable al de los colmillos de elefante. La piel posee una capa de grasa subcutánea de 5 cm de grosor y está casi desprovista de pelo; el ser humano la utiliza para fabricar látigos de cuero conocidos en Suráfrica con el nombre de sjamboks. Los pies poseen cuatro dedos separados entre sí y provistos de pezuñas semejantes a uñas. La carne del hipopótamo es comestible y su piel se utiliza para preparar sopa. El hipopótamo común estaba distribuido ampliamente al sur del desierto del Sahara y a lo largo del río Nilo hasta su desembocadura; en la actualidad sólo se encuentra al sur de los 17° de latitud N. La distribución del hipopótamo ha visto reducida su extensión debido a la acción del hombre. Es uno de los cuadrúpedos más grandes; mide entre 2,9 y 5 m, y pesa entre 1.000 y 4.500 kilogramos. Debido a sus patas cortas, no alcanza más de 1,65 m de altura en la cruz. El hipopótamo es un animal semiacuático, pues pasa la mayor parte del día sumergido en el agua, asomando sólo los ojos, las orejas y los orificios nasales; es capaz de permanecer sumergido hasta 25 minutos, aunque lo normal son las inmersiones que duran entre 2 y 6 minutos. Durante el día sestea o se alimenta de la vegetación acuática y, a menudo, nada más de 30 km en busca de comida; al atardecer sale a tierra firme para dirigirse a los pastos donde se alimenta de hierba. También entra en las plantaciones de caña de azúcar y de maíz, donde hace más daño por el pisoteo y destrozo de plantas causados a su paso que por lo que come. Se han visto hipopótamos en ríos de montaña a una altitud por encima de los 1.500 m sobre el nivel del mar y a temperaturas cercanas al punto de congelación. Los hipopótamos comunes se desplazan en rebaños de 10 a 15 individuos, aunque se han observado grupos formados por 150 individuos. El periodo de gestación dura 233 días, al cabo de los cuales la hembra pare una sola cría de 45 kg de peso, a la que defiende con fiereza frente a depredadores como el león o el cocodrilo. La madurez sexual se alcanza a los 4 años de edad, y llegan a vivir hasta 30 años. Los machos viejos, al igual que sucede en el caso de los elefantes, atacan a otros hipopótamos. El hipopótamo enano mide entre 1,5 y 1,75 m, la altura en la cruz oscila entre 0,75 y 1 m, y pesa entre 160 y 270 kilogramos. Se encuentra sólo en las zonas selváticas de África occidental, especialmente en Liberia. La piel de su dorso es de color negro y tiene un brillo verdoso; la parte inferior del cuerpo es de color verde-amarillento. Esta especie pasa menos tiempo en el agua que el hipopótamo común y prefiere los bosques frescos y las marismas. El hipopótamo enano se desplaza casi siempre en parejas o en grupos formados por tres individuos; no es normal que constituya un rebaño. Se han encontrado restos fósiles de hipopótamos en los depósitos del plioceno y en el periodo cuaternario; parece que los fósiles hallados en Inglaterra (incluso en un lugar tan al norte como Yorkshire), pertenecen a la misma especie que el hipopótamo común actual. Clasificación científica: los hipopótamos forman la familia de los Hipopotámidos (Hippopotamidae), dentro del orden de los Artiodáctilos. El hipopótamo común está clasificado científicamente como Hippopotamus amphibius y el hipopótamo pigmeo como Choeropsis liberiensis.


Ver más imagenes...! Antilope africano... Hipopótamo silvestre...


Regresar al Menú Principal